El electrón libre, ¿límite del Poder Comunal?

Mirla Pérez

@mirlamargarita

Frente al Estado Comunal, ¿podemos hablar de debilidad, límite o fisura? Las tres categorías pueden servir para mostrar que el chavismo es una estructura en movimiento, sin protección antisísmica, pero planificada, diseñada, programada.

Este reconocimiento no lo hace ni más fuerte ni más débil, simplemente es la constatación de que existe, está ahí, con su naturaleza y su historia. Negarlo u omitirlo no lo hace ni inexistente ni frágil. En nuestro trabajo de campo, tenemos el relato de un militar retirado, hoy perteneciente a la milicia, él hace la siguiente afirmación: “ganar¡…es un trabajo!, lo que pasa es que la gente cree que estos son unos bates quebrados, que ganan elecciones porque Chávez tenía una varita mágica, y no. ¡Esto es un rolo’etrabajón! Pero como los opositores no le paran bola a eso, ¡esto para ellos no existe!” y continúa diciendo: “La oposición ha subestimado siempre a Chávez y lo subestima…”

Este es parte del problema, no reconocer la realidad que tenemos en frente. El régimen y sus seguidores lo advierten, lo saben y, en medio de la debilidad, esta incredulidad los hace fuerte porque en el fondo hay la creencia de que son incapaces.

Mientras escribo estas líneas, llega a mis manos el último artículo de Monseñor Mario Moronta, quien llega tarde a la ubicación e interpretación del Estado Comunal; él lo piensa como proyecto, nosotros, en el Centro de Investigaciones Populares,lo hemos encontrado en nuestros estudios, en pleno ejercicio y consolidación. Destaco que coincidamos, por lo menos, en su existencia.

De todo el artículo titulado: “De cara a lo que nos viene…” con sus puntos suspensivos, me detengo en este párrafo: “De esto no hablan los sabios politólogos venezolanos, acostumbrados a estudiar lo que según ellos son las raíces y las consecuencias, los movimientos de la política, etc… Pero todo esto lo obviaron: o porque no les interesaba, o porque no le dieron mayor importancia, o porque no entendieron cuáles eran las intencionalidades del régimen (y creo que hay mucho de esto).”

Junto a las palabras de Moronta, resalto dos calificativos que hace el militar retirado: no existimos, nos subestimas…Esto me lleva a la necesidad de reconocer que estas estructuras existen, no se puede pelear contra un fantasma, la debilidad del Estado Comunal y del chavismo pasa por la comprensión de su naturaleza y el reconocimiento que el mal que llevan por dentro no es un accidente sino su esencia.

Me sirvo de una pregunta de monseñor, fundamental a mi entender: “¿Por qué los politólogos, si de verdad sintonizaban con la sociedad venezolana no se dieron cuenta de ello?” El problema es que siguen pensando desde fuera, no nos reconocemos en nuestra historia y particularidad. El mal es impensable, pero a 20 años de su puesta en marcha estamos obligados a entenderlo, eso sí.

¿Seremos capaces de hacer epojé e interpretar lo que sucede en el aquí y el ahora del venezolano dominado por un sistema que ha sido diseñado para el sometimiento y la eliminación?

Con toda claridad lo dice el miliciano: “… yo tengo mi Jefe; yo me subordino al Municipal y el Municipal se subordina al estadal y el estatal se le subordina así y así, hasta el Presidente de la República. Tú no puedes andar como un electrón libre. Esta vaina es militar, esto es una estructura militar.”

Estructuras claras, marcada por la razón militar.Ni el hambre,ni la tragedia humanitaria, ni la eliminación del valor del trabajo son atribuibles a la incapacidad e ineficiencia. No. Se trata de una revolución y del establecimiento de un nuevo orden. La obediencia es su sangre, ya no hay líderes comunales sino jefes, pero, como lo dice el miliciano, el electrón libre existe, ¿será su debilidad?

Similar Posts: